Las chicas Cazafantasmas vs. el fantasma del machismo

¡El clásico de los 80 volvió renovado!

gb_0

El clásico de los 80 volvió renovado y la polémica estalló: miles de trolls, de quejas, de odios porque sus protagonistas eran mujeres en lugar de hombres, como en el original.

¿Sabían que en YouTube el video que tiene más “No me gusta” de la historia es el primer tráiler de la nueva Cazafantasmas? Así es: la recién estrenada remake del clásico de los 80, cuando anunció que su cast sería integrado por mujeres como protagonistas, recibió una carga de odio descomunal. ¿Qué dice eso sobre el mundo? Nada bueno.

Seamos honestos: aquí el problema no es tanto una idea machista rancia, vencida, que ya debería estar extinta sobre todo si se habla de hacer una comedia con Kristen Wiig, Melissa McCarthy, Kate McKinnon y Leslie Jones (más un perfecto Chris Hemsworth). Pero lo que Cazafantasmas ha dejado en claro es el lado oscuro de Internet, de cuando la nostalgia deviene un régimen agresivo que implica, y solo eso, que nuestra infancia, o ideas brutales, deben respetarse sí o sí.

Este caso es paradigmático y el director Paul Feig: por eso la película se encarga de mostrar que los hombres, todos y cada uno de ellos, son o inútiles, o soberbios, o, como en el caso del villano, solitarios y agresivos con el mundo que creen no los entiende. Hombres que por estar tan conectado con su infancia se olviden de la adultez.

No por nada en un instante del film se habla de “no hacerle caso a aquello que escriben agresiones en Internet”. Cazafantasmas fue agredida como pocos films antes de su estreno, y aun así devino un éxito. Y una gran comedia. E incluso su no lo hubiera sido: ¿cómo se puede pensar que eso tiene que ver con trocar el sexo de sus protagonistas?

La nostalgia es una moneda corriente en nuestro mundo pop. Y hay decisiones difíciles de entender pero si alguien dice “no creo la vea, son todas mujeres” está diciendo mucho más. Está creando un odio sin razón, que nadie, sobre todo mujeres, merecen escuchar.

¿Qué opinas de la polémica? ¿Hasta dónde va el enojo? ¿Estamos listos, por ejemplo, para una Jane Bond?

Publicidad

Noticias Recientes