Cómo Conocí A Tu Madre

Lunes a viernes

Próximas Emisiónes de Cómo Conocí A Tu Madre

close
Lunes, 5 Dic
The Goat (3alh17)
Temp. 3
Episodio 17
Lunes, 5 Dic
Rebound Bro (3alh18)
Temp. 3
Episodio 18
Martes, 6 Dic
Everything Must Go (3alh19)
Temp. 3
Episodio 19
Martes, 6 Dic
Miracles (3alh20)
Temp. 3
Episodio 20
Jueves, 8 Dic
Intervention (4alh03)
Temp. 4
Episodio 4

Las teorías de Cómo conocí a tu madre… ¿aplican a la vida real o no? (Parte 1)

¿Cuáles se aplican a nuestro día a día?

sony_reglashimym

Los personajes de nuestra amada Cómo conocí a tu madre enuncian a lo largo de la serie varias teorías: la espera de tres días antes de llamar a alguien para concertar una cita, la ley del limón, las lentes de graduación o las chicas que gritan. ¿Cuáles se aplican a nuestro día a día?

Desde siempre, nuestra querida Cómo conocí a tu madre ha creado varias teorías sobre la vida moderna y las relaciones entre gente de más de 30 años. Pero más allá de las bromas de Barney, Ted, Lily, Marshall y Robin, hay algunas de estas ideas que sí se pueden aplicar en nuestra vida real y cotidiana. Veamos…

1. La regla de los tres días
Regla: Sí o sí hay que esperar, después de que obtienes el número de otra persona, tres días antes de llamarla para arreglar una cita.

La justificación: Jesús. Barney sostiene que “Jesús esperó tres días entre su muerte y su resurrección. Si solo hubiera esperado un día, la gente ni se hubiera enterado de que murió. Todos dirían: ‘Ey, Jesús, ¿qué onda?’, y Jesús probablemente diría: ‘¿Qué pasó? ¡Me morí ayer!’. Y le responderían: ‘Para mí luces bastante vivo, dude…’, y entonces Jesús debería explicar cómo había vuelto de la muerte, y por qué se trató de un milagro, y le dirían ‘Mmmm, sí, lo que tú digas, bro…’”.

Esta regla es una de las más realistas que jamás haya enunciado la serie. ¿Quiénes somos nosotros para contradecir a Jesús?


2. La ley del limón
Regla: Cinco minutos. Ese es el tiempo al comienzo de una cita para que cualquiera de los participantes pueda abandonarla sin tener que darle explicaciones al otro. De acuerdo con la ley, el otro no puede ni enojarse ni ofenderse.

La justificación: En Estados Unidos algunas leyes permiten que aquellos que compran determinados productos puedan testearlos y, si nos les agradan, puedan devolverlos sin tener que dar explicación alguna.

Sería una gran idea, pero no hay forma de que alguien no salga herido de una situación así. Resultaría muy violento.

Es la primera de muchas entregas acerca de las reglas de Cómo conocí a tu madre: ¿se les ocurren otras?

Publicidad