1

El Closet de una Reina

El Closet de una Reina

¿Cuántas veces te ha pasado? Ves  a una chica en la calle y piensas: Yo tengo una falda como esa, pero ¿Dónde está? Para vestirte bien no solo hace falta adquirir las piezas adecuadas, sino también tenerlas a la mano en el momento preciso. Las mises que deben viajar por varias semanas a un certamen en el que están siendo, literalmente, juzgadas todo el tiempo, tienen un solo y gran secreto: planificación.

Si tu armario es una versión mini de una Roma postguerra, sigue estos tips para que veas como vestirte cada día va  a ser mucho más fácil, efectivo y feliz.

Limpia: ¿Eres de las que guarda todo? ¡Déjale eso a  tus tías! ¿Te queda chico? ¿Está roto y no vas a coserlo? ¿Lo compraste hace tres años y nunca te lo has puesto? ¿Te lo regaló tu ex y te trae malos recuerdos? ¡Sácalo ya! Eso sí, no lo botes a la basura, dónalo a una buena causa.

Ordena por colores y por tipo de piezas: No se trata de ser perfeccionista pero aplica la misma premisa con la que guardas tus documentos en la laptop del trabajo, de esta manera conseguir, por ejemplo,  tu adorada blusa de color rosa será cosa de segundos.

Pon tus piezas a la vista: Si has notado que hay ropa que te pones más que otra, probablemente, sea porque es la primera que ves. En el corre-corre mañanero, no siempre hay tiempo suficiente para ponerse a explorar.

Planifica: ¿Quieres experimentar una nueva combinación? Pruébatela la noche anterior, al despertarte estarás segura de que eso es lo que quieres ponerte, porque ya sabes lo bien que te queda.

Pinta tu closet de blanco: Será más fácil que tus piezas resalten sobre una superficie neutra.

No todo es ropa: recuerda que tus carteras, zapatos, cinturones y accesorios, deben estar a la mano para poder darle a tu look esos toques finales que te harán a brillar.

¿Ordenada o desordenada? ¿En qué grupo te encuentras?

@ZoeZapata

Comments:

Publicidad