¿Por qué Eduardo Morali debería ganar Top Chef México?

El gusto y vocación de Eduardo Morali por la cocina le fueron heredados por su madre, una excelente cocinera.

_mg_5958

El gusto y vocación de Eduardo Morali por la cocina le fueron heredados por su madre, una excelente cocinera, y fomentados por su padre, quien lo llevaba a comer a muchos restaurantes donde siempre pedía los platillos más exóticos.

Durante su paso por la prepa, estudió francés pues soñaba con irse algún día al Cordon Bleu. Y, al poco tiempo, se fue a un curso de cocina al New England Culinary Institute donde afianzó su pasión por la cocina.

Aún cuando Eduardo estudió en el Culinary Institute of America y trabajó en Nueva York, seis años después regresó para poner su propio restaurante italiano, pero no duró mucho tiempo. “No tenía idea de lo que estaba haciendo”, declaró. Esa experiencia derivó en su entrada a Eloise, de Abel Hernández, restaurante donde se dio a conocer por sus aclamados huevos trufados con trufa blanca. De ahí, se fue a Anatol Kitchen, donde se hizo famoso por el “brooklyn sandwich” y después se fue a Beef Bar, restaurante principal de Camino Real. Finalmente, Abel lo invitó a regresar a Eloise y, actualmente, ambos están por abrir Loretta.

Dos platillos que caracterizan a Eduardo Morali son el risotto de escargots bourgogne y el cordero con risotto de cebada. Así que ya sabes qué pedir la próxima vez que vayas para el restaurante Eloise. 

Eduardo es conocido por cocinar con cierto toque “picante y goloso”, o al menos así es como describe Aquiles los platillos que este chef prepara. ¿Será que esas dos características lo lleven a la victoria?

Publicidad

Noticias Recientes